La Vinotinto Sub-23 se la jura otra vez a Brasil en el Preolímpico

Los jóvenes volvieron a derrotar a Brasil en las gramas del Brígido Iriarte

Deportes 08/02/2024 ElMartilloVen ElMartilloVen
Vinotinto-Sub-23
Vinotinto-Sub-23

El poder de la palabra tiene a la Vinotinto Sub-23 soñando con la clasificación a los Juegos Olímpicos de París. El juramento por su madre que Renné Rivas hizo al árbitro sobre el manotazo que recibió en el área y derivó en la consulta del VAR y el tanto de tiro penal de Kevin Kelsy para igualar (2-2) ante Argentina, salvó a Venezuela en la primera jornada del cuadrangular final del preolímpico.

Hoy se necesita de otro juramento mayor de Rivas y de todo el equipo, como de un Monte Sacro se tratase, de no dar descanso al balón ni reposo a las piernas hasta superar de nuevo el dominio que Brasil ha ejercido históricamente sobre el fútbol nacional.

Ese conjuro colectivo ya sirvió para propinar una inédita derrota a la poderosa verdeamarilla en esta categoría Sub-23 en la fase de grupo, cuando Telasco Segovia, David Martínez y Matías Lacava dieron un repaso de combinaciones, desbordes, paredes y definición para el triunfo 3-1 y sellar la clasificación a la gran final.

Esta vez será un partido más exigente. Brasil no guardará nada en el banquillo. Saldrá desde el principio con todas sus figuras, encabezadas por Endrick y la obligación de ganar, porque cayó el lunes 1-0 ante Paraguay y otra derrota lo dejaría al borde de la cornisa.

La selección nacional tiene que aprovechar la inyección anímica que produjeron el delirio de aquella victoria del pasado jueves sobre Brasil, y el empate del lunes ante la albiceleste, para convertirla en combustible de alto octanaje en el Brígido Iriarte.

Uno de los problemas que deberá solucionar el técnico argentino al servicio de la Vinotinto Sub-23, Ricardo Valiño, es la baja de Bryant Ortega al recibir la tonta y merecida tarjeta roja por agredir a un brasileño con un absurdo pelotazo en la espalda.

El todocampista del Caracas FC ha sido esencial en el funcionamiento del equipo y la Vinotinto lo echará en falta. Ortega equilibra la defensa con sus inagotables pulmones para corretear a los rivales, realizar las coberturas y distribuir juego mediante sus pases teledirigidos. Ese rol de ubicuo mediocentro lo deberá cumplir el guayanés Emerson Ruiz, el otro volante central con el que cuenta Valiño para dejar el alma en la cancha de El Paraíso.

De resto, Valiño seguramente mantendrá en cancha al 11 que le ha dado resultados. La sociedad de Martínez, Segovia, autor de un sensacional doblete ante Brasil, y Lacava es intocable. Por su parte, Jovanny Bolívar se convirtió en el referente de ataque en el área, porque es movedizo, arrastra marcas y genera espacios.

Venezuela se la jura hoy a Brasil en busca de otro triunfo inmarcesible que la deje a un paso de ver la brillante luz de la clasificación a los Juegos de París.

Fuente: Líder 

Última Hora
Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbete a nuestro servicio gratuito de información diaria en tu email.